Proceso de reestructuración

Las entidades de nuestro sector han experimentando el mayor proceso de integración de su historia. Este proceso persigue salvaguardar sus señas de identidad basadas en una cultura corporativa y en un modelo de negocio caracterizado por las denominadas 3Rs con que se identifican todos los miembros del IMCA (Instituto Mundial de Cajas de Ahorros y Bancos Minoristas):

  • Minoristas (Retail): Focalizadas en la financiación de familias y PYMEs.
  • Responsables (Responsible): Identificadas con la Obra Social y la Responsabilidad Social Corporativa.
  • Arraigadas en la comunidad (Rooted): Vinculadas y comprometidas con los territorios en los que actúan:

La culminación de este proceso de reestructuración se completa con la Ley de cajas de ahorros y fundaciones bancarias.

Consolidación

De un total de 45 Cajas de Ahorros (a comienzos de 2010), 43 han participado o se encuentran participando en algún proceso de consolidación, lo que en volumen de activos totales medios representa el 99,9% del Sector.

El sector ha pasado de contar con 45 entidades, con un tamaño medio de 29.440 millones de euros (diciembre de 2009), a estar formado por 11entidades o grupos de entidades, con un volumen medio de activos de 91.189 millones (diciembre de 2014).

Recapitalización

El proceso de reestructuración y fortalecimiento de balances llevado a cabo por parte de nuestras entidades en los últimos años ha dado sus frutos, al colocarlas en una situación de mayor fortaleza relativa frente a otras entidades europeas, tal y como ha quedado patente en los resultados de los Test de estrés, celebrados el pasado 26 de octubre.

Impacto de la evaluación global en la ratio CET1:

  • 3,4 p.p en el promedio de la UEM
  • 1,6 p.p en el promedio del sistema español
  • 1,2 p.p entidades sector CECA

Reducción de capacidad/Eficiencia

Paralelamente, nuestras entidades están realizando un intenso proceso de racionalización de capacidad, lo que revierte en una importante reducción de los costes y mejora de la eficiencia. Así, desde el comienzo de la crisis el número de oficinas se redujo en 8.321, lo que supone una caída acumulada del 35,9.

Transparencia

Una de las características que deben ser subrayadas del proceso de reestructuración ha sido la transparencia con que se ha llevado a cabo. Nuestras entidades están aportando abundante información al mercado, como lo demuestra su participación en el ejercicio de stress test llevado a cabo por la Autoridad Bancaria Europea.

Para el desempeño de esta labor, CECA, además, publica mensualmente el Informe de progresos del proceso de reestructuración del sector, documento que realiza un seguimiento puntual de los avances en este proceso, y que es remitido a los principales agentes nacionales e internacionales.