CECA es miembro de

Cronología CECA

1928   Constitución de CECA

Por iniciativa de la Federación de Cajas de Ahorros Vasco Navarra, se constituyó en 1928 la Confederación Española de Cajas de Ahorros, con el objetivo de aunar los esfuerzos de sus integrantes y actuar como organismo de representación en distintos foros.

1971    Comienzo de una nueva etapa

En 1971 La confederación asumió gran parte de las funciones del Instituto de Crédito de las Cajas de Ahorros (ICCA), entre ellas: la adquisición y negociación de valores y la inversión de fondos por cuenta de las Cajas; el giro y la transferencia de fondos y libretas entre estas entidades; y la actuación como agencia subsidiaria de las cajas en las imposiciones y reintegros de la clientela de aquellas. Al mismo tiempo, la confederación heredó la primera función coordinadora del ICCA, que consistía en conceder préstamos a las cajas, empleando los recursos que éstas tenían voluntariamente depositados.

Así, la confederación dejó de ser la institución meramente representativa que había sido hasta entonces y comenzó una nueva etapa, en la que asumió servicios, operaciones y funciones financieras propias de una entidad de crédito. En 1976 se creó un servicio de estudios cuyos trabajos sirvieron, posteriormente, de base para la reforma financiera española.

A la contratación de nuevos perfiles profesionales, se añadió en esos años la introducción de nuevas políticas de formación en el sector y la creación de la Escuela Superior de Cajas de Ahorros (ESCA).

1977   Liberalización del Sistema Español

Con la liberalización del sistema financiero español en 1977, las cajas recuperaron su plena capacidad operativa (que se habían visto muy mermadas por la actitud intervencionista que asumen los poderes públicos a partir de 1940, especialmente visible en la regulación de las inversiones obligatorias).

El Real Decreto 2290/1977, de 27 de agosto, delimitaba claramente, y por primera vez, el ámbito de la Confederación Española de Cajas de Ahorros. En ese Real Decreto se definía a la entidad como la asociación nacional de todas las cajas de ahorros confederadas y como organismo financiero de las mismas.

1985   LORCA

La Ley de 1985 sobre órganos rectores de las cajas de ahorros (LORCA) consolidó definitivamente el modelo iniciado en las reformas de los años 70. Desde entonces, y habida cuenta de la importante expansión experimentada por el sector de las cajas de ahorros en el conjunto del sistema financiero nacional, la cooperación entre las cajas en el seno de la confederación hubo de compatibilizarse con la creciente competencia comercial que las mismas desarrollaban en el mercado.

Ante este nuevo contexto y a propuesta del Consejo de Administración, en 1990 la Asamblea General aprobó un giro estratégico y organizativo que consistió fundamentalmente en la redefinición de los objetivos de la confederación para ajustar sus servicios a las demandas de las cajas. En este nuevo esquema, se generalizó el establecimiento de tarifas para los servicios operativos, financieros y tecnológicos ofertados con el objetivo último de conseguir la autofinanciación de los mismos. Por otra parte, el crecimiento de la productividad en sus funciones asociativas ha permitido rebajar año tras año desde 1995 la cuota confederal que aportan las entidades adheridas.

 

2010   Real Decreto – ley 11/2010

El Real Decreto-ley 11/2010, de 9 de julio, de órganos de gobierno y otros aspectos del régimen jurídico de las cajas de ahorros, introdujo en nuestro ordenamiento jurídico una reforma de profundo calado. El elemento más característico de toda la reforma consistió en admitir, como ya se hacía a finales del siglo XIX, diversas alternativas estratégicas para estas entidades, sobre la base de su autonomía empresarial pero manteniendo sus señas de identidad.

En efecto, la reforma arbitró soluciones a medida para las distintas tipologías de necesidades que afrontaban las cajas de ahorros. Ello se tradujo en la puesta a disposición de estas entidades de nuevas fórmulas corporativas (el ejercicio indirecto de la actividad, la integración por medio de sistemas institucionales de protección y la emisión de cuotas participativas con o sin derechos de voto). Correspondía a cada caja optar por la solución que mejor se ajustaba a su vocación y a sus necesidades. Pero, al mismo tiempo, la reforma fue respetuosa con el modelo corporativo heredado de la LORCA: un modelo basado en el enfoque stakeholder y en el compromiso con el desarrollo territorial por medio de la Obra Social y de políticas avanzadas de responsabilidad social. La reforma se articuló mediante dos líneas básicas de actuación: la primera pretendía impulsar la capitalización de las cajas, facilitando su acceso a recursos de máxima categoría en iguales condiciones que otras entidades de crédito, y la segunda buscaba una mayor profesionalización de sus órganos de gobierno. De forma complementaria, preveía una modificación del régimen tributario para garantizar la neutralidad fiscal de los diferentes modelos de integración.

El proceso de reestructuración y concentración del sector de las cajas de ahorros, tras la reforma emprendida por el Real Decreto-ley 11/2010, de 9 de julio, de órganos de gobierno y otros aspectos del régimen jurídico de las cajas de ahorros, dio lugar a nuevas estructuras corporativas y a nuevos tipos de entidades, cuya actividad financiera derivaba de una o varias cajas de ahorros. Se trató fundamentalmente de los bancos a través de los cuales las cajas de ahorros desarrollan su actividad financiera.

2011       La Reforma estatutaria de 2011

Como consecuencia de la nueva configuración del sector, la confederación debía adaptar sus estatutos para dar cabida a estos nuevos tipos de entidades, que inequívocamente pertenecían al sector de las cajas de ahorros. Por ello, los estatutos de la confederación fueron modificados por acuerdo de la Asamblea General Extraordinaria de la entidad de fecha 20 de julio de 2011, que fueron debidamente autorizados por el Ministerio de Economía y Hacienda e inscritos en el Registro Mercantil de Madrid. Esta reforma estatutaria estableció un nuevo régimen de composición de los órganos de gobierno para reflejar la nueva realidad operativa y organizativa del sector del ahorro.

Para ello se previó, en primer lugar, que en la Asamblea General estuvieran representadas todas las entidades que entonces componían el sector del ahorro, al máximo nivel.

En segundo lugar, que en el Consejo de Administración estuviesen representadas todas las cajas de ahorros y los grupos de cajas de ahorros. En este nuevo esquema, la Asamblea General, como órgano soberano, decide la composición del Consejo de Administración.

En tercer lugar, se creaban dos nuevas Comisiones consultivas, a saber, la Comisión de Federaciones, a través de la que se dio nuevo contenido a la participación de las Federaciones, y la Comisión de Fundaciones y Obra Social, con objeto de potenciar el desarrollo de la Obra Social, como seña de identidad del sector.

2012   Nacimiento de Cecabank y Reforma estatuaria

Cecabank nace el 12 de noviembre de 2012 como banco mayorista de servicios financieros, una vez obtenida la preceptiva autorización por parte del Ministerio de Economía y Competitividad y siguiendo la hoja de ruta aprobada por el Consejo de Administración de la Confederación. Con la nueva estructura, los órganos de gobierno de CECA siguen tomando las decisiones de índole asociativa, en defensa de los intereses de sus entidades adheridas (Cajas de Ahorros y bancos de Cajas) y asociadas (fundaciones), y los del nuevo banco, Cecabank, se ocuparán de la actividad prestadora de servicios. Cecabank cuenta a final de 2012 con 15.016 millones de euros de activo, 704,6 millones de recursos propios y una ratio de capital principal del 18,4 por ciento.

Los accionistas del nuevo banco son la propia CECA, con el 89 por ciento y los titulares de las antiguas cuotas participativas de la asociación, que se han convertido en acciones tras la valoración realizada por un experto independiente, a quienes les corresponde el 11 por ciento restante.

La Reforma estatutaria de 2012

Con motivo del acuerdo del Consejo de Administración de marzo de segregar el negocio financiero de CECA en un banco de nueva creación (Cecabank), la Asamblea General Extraordinaria reforma los estatutos incorporando entre otros los siguientes cambios:

  •  Adaptar los órganos de gobierno al Real Decreto-ley 2/2012. Desaparecen la Comisión de Control, la Comisión de Retribuciones y Nombramientos, la Comisión de Inversiones y el Comité de Auditoría. El resultado de este cambio es que todas las cajas y grupos de cajas de ahorros están representadas en el Consejo de Administración.
  • Como consecuencia de la desaparición de las cuotas participativas de la asociación, se adaptan los derechos de los legítimos tenedores que residualmente ostentaban cuotas a la liquidación de CECA y se excluye la posibilidad de emitir nuevas cuotas.
  • Finalmente, los miembros de CECA quedaron como sigue. El conjunto de entidades adheridas a CECA se componía de cajas, cajas de ejercicio indirecto y bancos creados por las cajas de ahorros. Por otra parte, las entidades asociadas  a CECA eran las fundaciones de carácter especial. Este último grupo participa en la Comisión de Fundaciones y Obra Social, y pueden ser invitadas a la Asamblea General.

2013   Ley de cajas de ahorros y fundaciones bancarias

El 28 de diciembre y como consecuencia del Memorando de Entendimiento sobre condiciones de política sectorial financiera firmado por el Reino de España el 20 de julio de 2012 se publica en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la Ley 26/2013, de  27 de diciembre, de cajas de ahorros y fundaciones bancarias. En esta ley, CECA está expresamente regulada en la disposición adicional undécima. Esta disposición supone una adaptación de su tradicional régimen jurídico y viene a respaldar sus recientes operaciones corporativas. Además de reconocer expresamente el papel de CECA como asociación financiera.

  1. La Confederación Española de cajas de ahorros constituida de conformidad con el régimen previo a la entrada en vigor de esta Ley, podrá estar formada por las cajas de ahorros, las fundaciones bancarias y las entidades de crédito que puedan integrarse, y  mantener las funciones y finalidades que ostenta de conformidad con el citado régimen y cuantas otras determinen sus estatutos.
  2. La Confederación Española de cajas de ahorros perderá su condición de entidad  de crédito a la entrada en vigor de los estatutos a los que se refiere el apartado siguiente,  sin perjuicio de que pueda prestar sus servicios a través de un banco participado por ella,  en los términos que establezcan sus estatutos.
  3. En el plazo de seis meses desde la entrada en vigor de esta Ley, la Confederación  Española de cajas de ahorros presentará al Ministerio de Economía y Competitividad, para  su autorización, una propuesta de adaptación de sus estatutos a su nuevo régimen jurídico.

2014   CECA deja de ser entidad de crédito

El 30 de julio de 2014, CECA causó baja en el registro de entidades del Banco de España, dejando de ostentar la condición de entidad de crédito. Tras la adaptación de sus estatutos en agosto de 2014, CECA mantiene la función de representación de los intereses del sector, y presta sus servicios a través de Cecabank.

Esta segregación, permite delimitar las responsabilidades de los órganos de gobierno de ambas entidades: los de CECA como asociación (centrada en la defensa en el ámbito nacional e internacional de los intereses de sus asociadas) y los de Cecabank (enfocada en el negocio bancario mayorista).

2002   Ley Financiera de 2002 y la Ley de Transparencia de 2003

El siguiente hito en esta evolución lo constituyen la Ley Financiera de 2002 y la Ley de Transparencia de 2003. Con la Ley Financiera se perseguía un doble objetivo: impulsar aún más la profesionalización de la gestión de las cajas y facilitar su acceso a los mercados de capitales. La Ley de Transparencia reforzó los requerimientos de las cajas de ahorros en materia de información ante los supervisores y la sociedad. Desde entonces, las cajas publican anualmente un informe de gobierno corporativo que favorece el conocimiento y la difusión de los procesos de toma de decisiones de sus órganos de gobierno.

/03